Del impuesto al Zakat

Francisco Selamé Socio líder Área Legal y Tributaria PwC Chile.

El Azague o Zakat, uno de los cinco pilares del Islam, instituido y regulado por el libro sagrado del Corán, es una parte de la riqueza personal, con que todos los fieles deben tributar. Su destino es financiar diversas actividades que van desde la caridad y asistencia a los necesitados, al gasto público y remuneración de los recaudadores. Su significado literal “crecer en bondad” o “purificación”, se explica porque a través de su pago, se logra la expiación y limpieza de la fortuna obtenida y se aseguran recompensas futuras.

El concepto de impuesto como noción jurídica compleja, propia del Estado de Derecho y cuya determinación puede llegar en determinados casos y por expresa voluntad del legislador, a la exoneración total o parcial o a una disminución de la carga impositiva, se ha degradado considerablemente en la época actual.

Así por prejuicios o ignorancia y también como consecuencia de abusos ampliamente conocidos, la vieja teoría de la imposición ha cedido al simple imperativo de pagar según parezca al funcionario o la comunidad y como único medio de limpiarse del oprobio y la vergüenza de tener, aunque sólo sea un poco, más.

Fecha: 2016-10-07
Medio: El Mercurio

 

CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
La puesta en marcha de un nuevo régimen impositivo demandará a los contribuyentes y asesores un acabado conocimiento del tema.