Contaminación de suelo

Rodrigo Velázquez, Director de Sustentabilidad y Cambio Climático, PwC Chile

En julio de 2016, fue presentada la segunda evaluación de desempeño ambiental Chile (OCDE, 2016), en donde se destaca que el crecimiento de los últimos años está produciendo una presión sobre el medio ambiente, especialmente sobre la contaminación atmosférica, la escasez de agua, la pérdida de hábitat y contaminación de agua y suelos, lo que probablemente se verá incrementado en los próximos años por la acción del cambio climático.

En este informe, la OCDE propone 54 recomendaciones para la próxima década, de las cuales el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), es su presentación “Implementación de recomendaciones EDA 2016” destaca la necesidad de continuar con el desarrollo de planes de descontaminación en zonas donde no se cumpla con las normas de calidad del aire, la biodiversidad con el desarrollo del proyecto de ley que crea el servicio de diversidad biológica y áreas protegidas, gestión de residuos, eficiencia energética y la gestión del recurso hídrico.

Existe un componente ambiental que no es mencionado por el MMA, pero que sí está contenido en el informe de la OCDE, el cual ha sido fuertemente afectado por procesos de contaminación, principalmente asociados a la actividad minera. Al igual que los problemas de contaminación de aire y agua, que cada año son más graves en todo el país, la contaminación de suelos con metales pesados, sustancias químicas e hidrocarburos es un problema real, el cual no sólo está presente en regiones mineras sino también en todo el país. Según el MMA, al hacer la pregunta sobre la percepción del problema ambiental principal que afecta a la población, el 33% indica que es la contaminación del aire y en segundo lugar la basura, con un 19%. Dentro de las respuestas no se menciona la contaminación de suelos, pasivo ambiental que puede llegar a ser muy dañino para la población, pero que actualmente tiene poca visibilidad pública.

Chile aún no cuenta con un marco regulatorio para la protección y calidad de uso de suelos, solamente dispone de algunas regulaciones sectoriales, lo cual hace que cualquier suelo que esté contaminado y no se mueva, puede permaneces sin la obligación de ser remediado. En el año 2015, el Ministerio de Medio Ambiente, Ministerio de Salud y el SERNAGEOMIN, iniciaron el proceso de elaboración de normas de calidad de suelos que consideraría principalmente, metales pesados. Sin embargo, los pasivos ambientales presentes en el suelo son más que metales pesados, también existen grandes extensiones de suelos contaminados con productos químicos e hidrocarburos, los cuales ponen en riesgo a la comunidad y que además, en un futuro cercano, pueden ser un riesgo económico y patrimonial para las compañías que tengan o adquieran propiedades con este tipo de pasivo ambiental.

Los efectos sobre la población que pueden causar los suelos contaminados en general son a largo plazo, con difícil detección y en ocasiones con consecuencias que se pueden manifestar después de décadas.

Junto con la normativa de calidad de suelos, es necesario contar, además, con herramientas para la gestión de suelos contaminados. Dentro de estos instrumentos, por ejemplo, está el análisis de riesgos (risk-based corrective actions o RBCA), que es una metodología que se basa en la aplicación de un proceso de decisión que da respuesta frente a suelos contaminados y que está orientando a la protección de la salud humana y el medio ambiente. Debemos contar con una guía para el análisis de riesgos que permita tomar decisiones respecto a qué hacer con los suelos contaminados y los riesgos asociados a las vías de migración de la contaminación.

Por último, se debe internalizar que los suelos contaminados representan riesgos para la salud de las personas y el medio ambiente y que su uso futuro requiere de un proceso de investigación previo y una normativa específica, que determine la existencia y magnitud de los riesgos asociados a suelos contaminados y determine la viabilidad del uso considerado y si es necesario medidas de remediación que se deben llevar a cabo con el objetivo de minimizar los riesgos y permitan su posible reutilización.

Contaminación de suelo

Fecha: 2016-10-07
Medio: diariosustentable.com 

 

CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
La puesta en marcha de un nuevo régimen impositivo demandará a los contribuyentes y asesores un acabado conocimiento del tema.