Global Mine 2017

 

 

                      

  • Rentabilidad restaurada – ganancia neta total de $ 20 mil millones
  • Balances equilibrados y reforzados con el aumento de los pagos de deuda
  • La capitalización bursátil del las Top 40 aumentó en un 45% a U$714 mil millones.
  • Sin embargo, el gasto de capital bajó un 41% a un mínimo récord de 50.000 millones de dólares y los presupuestos de exploración se redujeron a sólo 7.2 mil millones de dólares

Según el estudio Mine 2017 de PwC, las 40 mayores mineras del mundo se recuperaron del camino descendente, con balances reforzados y un retorno a la rentabilidad en 2016, dándoles el espacio necesario para detenerse y respirar.

En la 14ª edición del mayor estudio minero de PwC, que analiza el desempeño financiero y las tendencias mundiales, también se describen las nuevas oportunidades y peligros en el horizonte, además del impacto de la actividad intransigente o innovadora.

El informe reconoce un retorno a la rentabilidad en 2016, con una utilidad neta total del Top 40, de $20 mil millones; Después de una pérdida agregada de $28 mil millones en 2015.

El Capex cayó dramáticamente otro 41 por ciento, a un nuevo mínimo récord de apenas $50 mil millones.

 

Los pagos de deuda totalizaron $93 mil millones, por sobre los $73 mil millones del año anterior, con la mayor parte de la deuda emitida usada para refinanciar, en lugar de financiar adquisiciones o desarrollo de minas.

El rápido aumento de los precios de los commodities provocó un renovado optimismo en el mercado y mejoró las calificaciones de crédito entre las 40 principales empresas. Las valoraciones también subieron, especialmente para los mineros tradicionales, con la tendencia continuando a través del primer trimestre de 2017, incluso mientras los precios de las materias primas permanecieron estables. Pero, aparte de las valoraciones, hay poco que sugiera que el top 40 realizó avances sustanciales a lo largo del año.

Por cuarto año consecutivo, la industria redujo el gasto en exploración. En 2016 se invirtieron 7.200 millones de dólares, apenas un tercio de los 21.500 millones de dólares que se habían asignado en 2012, y los fondos se orientaron cautelosamente hacia activos menos arriesgados, en países políticamente estables. 

 

Contact us

Marketing y Comunicaciones

Email

Síguenos